“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.”

Mi Historia

Su comienzo...

Trás la separación de sus padres Josef pasaba muchas horas jugando videojuegos para escondesere de la terrible situación que vivía en casa y de forma subconsciente era su forma de desconectar de los problemas. Nada más llegar a casa tiraba la mochila y se pasaba hasta 12 horas al día seguidas jugando al Call of Duty, dónde destaco profesionalmente. Ahí comenzó su transición de jugador a director de marketing de un club de eSports tras clasificar a su equipo a un torneo presencial en el cual el no pudo acudir debido a su menoría de edad.

Sí, Josef ha sido un emprendedor desde los 13 años, fue director de marketing y montó su primer club en el mundo de los eSports en 2013, gestionando acuerdos de patrocinio, redes sociales del club, equipos y competiciones.

Desde siempre ha sabido que está destinado a ser un Emprendedor, debido a su gran ambición, competencia consigo mismo, y alcanzar sus metas. Esa actitud ya la tenía en varios videojuegos donde competía en torneos y desde muy joven supo darse cuenta que sus metas son ser mejor que ayer, tener libertad financiera y viajar donde quisiera.

“No importa con que edad empieces, la clave es empezar.”

Años más tarde Josef después de repetir dos veces en secundaria acudió a un evento de Networking en Madrid dónde conoció a mogollón de emprendedores, entre ellos dos jóvenes aunque de mayor edad y con grandes títulos pero las mismas ganas de montar algo grande, ahí le concertaron una entrevista para trabajar en el departamento de Marketing en una Consultoría de Diseño de Producto.

Mientras Josef se sacaba la ESO a distancia y trabaja 8 horas al día gratuitamente en esa empresa, no paraba de aprender y formarse de forma online sobre Negocios Online y como ganar dinero desde casa (Dropshipping, Amazon fba, Trading, marketing digital y mucho más!)

Después de 8 meses trabajando gratis su empresa por diversos motivos acabó cerrando y Josef a pesar de acabar dolido consiguió aplicar todo lo que estaba aprendiendo por su cuenta al llegar a casa todos los días y en sus ratos libres en la oficina. Montó su primera tienda dropshipping dónde fracasó, pero supo darse cuenta de sus errores y corregirlos en su nueva tienda dónde facturó más de 200.000€ vendiendo ropa urbana con un proveedor privado que consiguió conocer su socio Joaquín en China (el cual dominaba la lengua y sabía defenderse con negociaciones). 

Podrías Ser Mi Próximo Caso de Éxito

¿Tienes Lo Que Se Necesita Para Cambiar Tu Vida y Convertirte en Mi Próximo Caso de Éxito?